jueves, 27 de enero de 2011

Las 2 caras de la amistad



Lo bueno de que este blog sea mío y de que en su título lleve intrínseco " y otras psicopatías" me da cancha para poder hablar de lo que me da la gana y hoy me tomo la libertad de abrir un post sobre la amistad. No es fortuito. Coincidente con un incidente (valga la redundancia) en este campo, de poca importancia, hoy, abro un hilo sobre los condicionantes de la amistad.

Hasta que punto la amistad es egoísta? Es verdad que quien tiene un amigo tiene un tesoro? Las intenciones son siempre puras?

La experiencia me dice que no. Claro que la amistad es más que compensatoria. Es más, soy una fiel defensora de los amigos. Si nos damos cuenta, junto con la familia, suelen ser los que se repiten en todas las etapas de tu vida. Los amigos de verdad, nacen, se reproducen y mueren a tu lado.

Tod@s os acordaréis de aquel novi@ que significaba todo para vosotr@s y que de un 14 a un 15 de mayo, pasó de ser tu mayor referente, al más grande desconocido. Y, si me ciño a mi caso, esta historia se ha repetido unas 10 veces. (otra de mis compulsiones son los novios:-)).

Lo que si se repite a lo largo de la historia es el hombro dónde le has llorado y la risa que te ha animado. Y, si hacéis memoria, os daréis cuenta de que casi siempre ha sido un AMIGO.

Aprovecho esta última reflexión, para hilarlo con el primer punto discordante acerca de la BONDAD en la amistad. En muchas ocasiones, la amistad es egoísta. Das porque recibes a cambio y dedicas tiempo para cubrir tu mera satisfacción o simplemente tu soledad. Pero, qué pasa cuando esa necesidad ya ha sido satisfecha o has cubierto una carencia para abrir otra?

Voy a ceñirme a mi experiencia personal. Yo, me reconozco un desastre. Podría vestirlo de lagarterana y aprovechar que no me conocéis para disfrazar mis defectos, pero para qué? El blog perdería su finalidad terapéutica. No cultivo la amistad de una forma constante. No llamo de forma regular para un simple qué tal? Ni siquiera me explayo en halagos y detalles. Soy bastante nefasta. Pero, si intento estar ahí, cuando se me necesita.

Contaré una historia sobre una ex-amiga, de cuyo nombre no quiero acordarme y que llamaremos Daniela. Daniela era una chica ciclotímica. Padecía episodios de la más absoluta euforia, alternados casi al momento con ataques depresivos y ansiolíticos. Compartimos el viaje de su búsqueda interior. Fuimos, directamente, uno de sus principales pilares de apoyo. La recogimos en sus caídas y la elevamos en sus escaladas. Tres años duró nuestra simbiosis psicópata:-)

Una vez estabilizada, gracias a fármacos y demás ungüentos, estimó nuestra aportación innecesaria. De alguna forma, le debemos recordar a su época inestable y ha decidido apartarnos de su vida. Hablo en plural, ya que abandonó a un grupo de amigas.

 Yo, desde aquí le deseo lo mejor en su nuevo ciclo y le invito a crear lazos permanentes con la gente que se cruza en su camino. A largo plazo, las relaciones interpersonales son mucho más productivas y complacientes. He de aportar, para concluir la historia, que su actitud me parece de lo más plausible ya que cada uno dibujo su camino y decide con quién quiere compartir tan ardua tarea. Le guardo cero rencor.

Y para terminar mi relato, simplemente añadir, que la amistad ni es blanca ni es pura en su totalidad. Hay muchísimos intereses enmascarados pero lo que está claro es que CASI siempre merece la pena disfrutarla y hasta en ocasiones salvarla. Es complicado mantener amistades a lo largo de los años ya que la gente, en general, no evoluciona al mismo ritmo. Pero, con un poco de esfuerzo, dedicación y sobretodo egoísmo es más que gratificante luchar por ello.

No hay mayor ciego que el que no quiere ver.

Besos,
Xu

P.D os invito a compartir vuestras propias experiencias sobre la amistad...

4 comentarios:

  1. Su!! me gusta esta reflexión sobre la amistad... sólo añadiría q para conservar a esos amigos de verdad, los q se cuentan con las manos de los dedos, hace falta sobretodo cero egoismo!! pero con ellos es más fácil!!! cuando en una amistad descubres q te utilizan sólo de manera egoista... es muy duro, pero es mejor saberlo a tiempo, porque te sustituirán por algo mejor, q le aporte más, en cuanto lo tengan al lado...
    Lo q yo he aprendido con los años es a saber diferenciar a mis amigos, a aceptar a cada uno como es y saber q momentos disfrutar con unos o con otros...Y así disfrutas más y no te llevas decepciones...
    Estoy contigo por supuesto q la amistad hay q disfrutar y salvarla!!!
    viva los amigos!!
    :-)
    Cova

    ResponderEliminar
  2. Cova, estoy totalmente de acuerdo contigo. Si es verdad, que yo tengo una visión, a priori más pesimista sobre la amistad. Pero la finalidad es la misma: dar y recibir de una forma sana.

    Un beso y gracias por entrar!

    Susana

    ResponderEliminar
  3. Me gusta!
    http://elpaseodelestilo.wordpress.com/

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!
    Somos un grupo que enseña su LOOK al mundo… Esperamos no molestarte, si nos envías tu solicitud de amistad te agradeceremos DE CORAZÓN TU OPINIÓN SOBRE NUESTRO ESTILO Y TU APOYO!!!!!

    http://www.facebook.com/profile.php?id=100000095009489

    Un beso!

    ResponderEliminar